domingo, 9 de agosto de 2015

Borrachuelos


Para la masa:
  • Un litro de vino blanco.
  • Medio litro de aceite de oliva virgen extra.
  • Dos kilos de harina blanca.
  • Tres cucharadas soperas de azúcar.
  • Un sobre de levadura, tipo royal.
  • Una cucharadita de las de postre de anís en grano.
  • Aceite de girasol, para freír la masa.
Para el almíbar:
  • Medio kilo de miel.
  • Un litro de agua.
  • Media cucharadita de las de postre de anís en grano.
Para el rebozado:
  • Azúcar blanca,  la que necesitemos.
Preparamos la masa, para ello dispondremos de un recipiente grande en el que mezclaremos el vino blanco, el aceite de oliva, el azúcar,  el anís en grano y la levadura.


Incorporaremos poco a poco la harina removiendo constantemente con las manos. A continuación amasaremos durante cinco minutos aproximadamente hasta obtener una masa. Debe quedar ni dura ni blanda, despegándose fácilmente de las manos.


Seguidamente pasamos a darle forma a los borrachuelos. Para cada uno hacemos una bolita de masa, la estiramos, aplanamos y unimos por los extremos. 


Ponemos a calentar bastante aceite de girasol en una sartén y cuando esté caliente freímos una primera tanda de  borrachuelos por ambos lados, con cuidado que no se quemen. Apartamos a un escurridor y seguimos friendo tandas mientras queden borrachuelos.


Una vez que tenemos fritos todos los borrachuelos hacemos el almíbar. Para ello pondremos a calentar el agua junto con la miel y el anís en grano; cuando comience a hervir echamos una tanda de borrachuelos los tenemos unos segundos para que se impregnen del almíbar y apartamos a un escurridor.


Finalmente en un plato ponemos bastante azúcar y rebozamos cada pieza, que dejaremos enfríar sobre papel de cocina y algo separados unos de otros hasta que estén fríos. 


Nota: Esta receta es de mi tita Ana, no es muy cocinera, pero en la familia es la experta en borrachuelos, le salen buenísimos. Todos los años para su Santo nos deleita con esta merienda.

sábado, 1 de agosto de 2015

Arroz con bogavante

Ingredientes para dos personas:

  • Un bogavante de aproximadamente medio kilo.
  • 250 gr de arroz tipo bomba.
  • Un litro de caldo de pescado.
  • Un par de dientes de ajos.
  • Ramitas de perejil.
  • Una cebolla.
  • Un pimiento italiano.
  • Medio pimiento rojo.
  • Una ñora o pimiento rojo seco.
  • Un tomate grande maduro.
  • Media cucharadita de pimentón dulce de La Vera.
  • Pizca de pimentón picante de La Vera.
  • Azafrán molido y colorante alimenticio.
  • Chorrito de coñac.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
Para la cocción de este arroz he utilizado caldo de pescado envasado en brick, el resultado ha sido muy bueno.

Compramos el bogavante y lo mantenemos vivo hasta el momento de cocinarlo, para ello lo conservamos en el frigorífico envuelto en un paño húmedo, que cambiaremos cada doce horas si fuese necesario.

La preparación del bogavante requiere decisión y un par de detalles que os comento:
  1. Con un cuchillo grande lo cortamos longitudinalmente y "panza arriba". En este momento suelta bastante líquido que recomiendo recoger para utilizar al cocer el arroz. Para ello puedes poner la tabla de partir con el bogavante dentro de una bandeja. Lo único que desechamos son unas tripas verdosas que encontraremos en la cabeza.
  2. No debes quitar las gomas de las pinzas hasta que no esté troceado, ya que el "bicho" puede intentar defenderse y hacerte daño.
En este caso he dividido el bogavante en seis piezas; las dos mitades de la cabeza, las dos mitades de la cola y las dos pinzas.


Calentamos el aceite y ponemos el bogavante troceado. Recomiendo tener a mano una tapadera y mucho cuidado porque el aceite salta. Una vez que cambia de color el caparazón del bogavante (adquiere un tono rojizo) lo apartamos a un plato y dejamos enfriar para sacar después toda la carne del caparazón, que reservamos. Recuerda que cada una de las patas del bogavante tiene carne y será necesario abrir cada una de ellas para aprovecharlo al máximo.


En ese mismo aceite, que nos ha quedado después de haber calentado el bogavante, doramos los ajos pelados y apartamos a un mortero junto con el perejil para majar todo muy bien.


Troceamos la cebolla, picamos los dos tipos de pimientos y los incorporamos al aceite junto con la ñora partida en cuartos.  Pochamos a fuego muy suave.


Rallamos el tomate sin pepitas y lo echamos al sofrito, freímos tres o cuatro  minutos y seguidamente añadimos el majado de ajo y perejil. Removemos durante un minuto.


Incorporamos el chorrito de coñac y dejamos hervir hasta que se evapore.


Añadimos el arroz  y sobre este ponemos los dos tipos de pimentón, el azafrán, el colorante y la sal. Removemos muy bien para integrar todos los ingredientes.


Seguidamente incorporamos el caldo de pescado que tendremos a punto de ebullición, mezclamos todo muy bien y dejamos que rompa a hervir, en este momento ponemos la carne del bogavante que teníamos reservado y dejamos hervir a fuego fuerte durante diez minutos. Pasado este tiempo probamos de sal, rectificamos si fuese necesario, y dejamos cocer ocho minutos más pero ahora a fuego suave.




 Nota: con estas medidas de arroz y caldo nos queda un arroz meloso.
En esta receta he contado con la inestimable colaboración de un "experto matador de bichos", mi marido. Se ha encargado de la parte menos agradable de la receta......su recompensa ha sido disfrutar del resultado. 

domingo, 5 de julio de 2015

Salmorejo en Thermomix

Ingredientes:

  • Un kilo de tomates maduros y rojos.
  • 100 gr de miga de pan del día anterior.
  • Medio diente de ajo.
  • 30 gr de vinagre.
  • Una cucharadita (de las de postre) de sal.
  • 140 gr de aceite de oliva virgen extra.
  • Huevo cocido duro (optativo).
  • Jamón serrano (optativo).



Lavamos muy bien los tomates, los partimos a cuartos quitándoles las semillas y las partes duras. La piel no hace falta quitarla.


En el vaso de la Thermomix ponemos los tomates, el ajo y la sal. Trituramos 30 seg / vel 5.


Añadimos el pan y el vinagre; trituramos 30 seg / vel 5. Abrimos el vaso, bajamos los ingredientes con la espátula, volvemos a cerrar y programamos 2 min / vel 10.


Echamos sobre la tapa el aceite, sin quitar el cubilete, y programamos vel 5 sin tiempo, hasta que todo el aceite se haya incorporado al vaso.

Vertemos el salmorejo en una fuente y reservamos en el frigorífico.


A la hora de servir podemos acompañar con huevo cocido y jamón serrano picado, y un chorrito de aceite de oliva.



martes, 23 de junio de 2015

Clafouti de cerezas en Thermomix

Ingredientes:

  • 100 gr de azúcar.
  • 50 gr de almendra molida.
  • 80 gr de harina de repostería (y algo más para espolvorear el molde).
  • 500 gr de leche.
  • Tres huevos, tamaño L.
  • 40 gr de mantequilla (y algo más para untar el molde).
  • 30 gr de kirsch o licor de cerezas.
  • 500 gr de cerezas negras con hueso.


Precalentamos el horno a 180ºC.

Ponemos el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizamos 15 seg / vel 10.

Añadimos la harina, la almendra molida, la leche, los huevos, la mantequilla y el licor que hayamos elegido, en mi caso licor de cerezas, programamos 7 min / 80ºC / Vel 3.

Preparamos un molde de los que sirven para el horno de unos 26 cm,  poniendo en la base papel vegetal, engrasando con mantequilla y espolvoreamos con harina.

Un truco para que no se hundan las cerezas consiste en poner un tercio de la masa sobre el fondo del molde y cocer durante cinco minutos a 180ºC. Pasado este tiempo sacamos el molde del horno, con mucho cuidado de no quemarnos, colocamos sobre la masa a medio cocer las cerezas y sobre éstas el resto de masa. Volvemos a meter en el horno y cocemos durante 40 minutos aproximadamente a 180ºC.



Es un postre que se puede tomar tanto frío como templado, y recomiendo espolvorear con azúcar glas antes de servir.

Nota: Esta receta me sedujo al verla en el "Recetario Canecositas",  aunque también aparece en mi recetario "Repostería y pastelería con Thermomix" de Vorwerk.



jueves, 11 de junio de 2015

Cuscús

Ingredientes:

  • Un vaso de cuscús.
  • Un vaso de agua.
  • Una cebolla.
  • Un par de dientes de ajo.
  • Medio pimiento rojo.
  • Un pimiento verde.
  • Una o dos zanahorias.
  • Un calabacín o berenjena.
  • Un tomate maduro.
  • Pasas (optativo).
  • Especias: curry, pimenta molida, albahaca, cúrcuma, cayena molida....a nuestro gusto, pero en pequeñas cantidades.
  • Sal.
  • Aceite de oliva viergen extra.

Troceamos la cebolla, los pimientos, la zanahoria y los dientes de ajo. 


Cubrimos el fondo de una olla con aceite, incorporamos  las verduras y pochamos a fuego suave.


Picamos el calabacín y lo añadimos a la olla, removemos y dejamos freír unos minutos. Seguidamente echamos el tomate rallado y sin pepitas, sazonamos y si hemos optado por poner pasas es el momento de añadirlas. Freímos a fuego muy suave.


Mientras se hacen las verduras preparamos el cuscús: Ponemos el cuscús  en un plato hondo y le mezclamos las especies.


Calentamos en un cazo el agua y cuando comience a hervir lo vertimos por encima del cuscús, dejamos reposar 4 minutos. Pasado este tiempo mezclamos con un tenedor para que se suelte y no quede apelmazado.


 Una vez que las verduras están bien pochaditas, apagamos el fuego y añadimos el cuscús mezclando todo muy bien.


 Nota: Es un acompañante ideal para cualquier tipo de plato, con o sin salsa.