miércoles, 23 de noviembre de 2016

Canistrelli (galletitas de vino)

Ingredientes:

  • 500 gr de harina de trigo.
  • Un sobre de levadura química, tipo "Royal".
  • 125 ml de vino blanco.
  • 125 ml de aceite de oliva suave.
  • 200 gr de azúcar.
  • Tres cucharadas soperas de anís en grano.
  • La ralladura de un limón pequeño.




Como dice mi amiga Silvia del blog Desastre en la cocina: "Coged lápiz y papel" porque una vez que los probéis...repetiréis, tanto por lo buenos que están como por lo fáciles de hacer.

Mientras hacemos la masa encendemos el horno y precalentamos a 175 grados.


En un bol ponemos el vino blanco, el aceite, el anís en grano, el azúcar y la ralladura del limón; mezclamos un poco.


Aparte cernimos la harina junto con la levadura y la incorporamos poco a poco a la mezcla anterior; podemos comenzar primero con unas varillas y terminar con una espátula o con las manos, no hace falta amasar mucho, sólo que los ingredientes estén mezclados. 


Quedará una masa consistente y a la vez blanda pero que no se pegará en las manos.


Extendemos la masa con un rodillo e intentamos dejarla cuadrada y algo gruesa. Con un cuchillo o cortapizzas cortamos en forma de rombos, o si se prefiere con cortapastas.


A la bandeja del horno le ponemos un papel vegetal y vamos colocando cada porción. Los canistrelli deben quedar ligeramente separados unos de otros para que no se peguen.


Cuando el horno haya adquirido la temperatura metemos la bandeja y horneamos con calor arriba / abajo durante 25 minutos aproximadamente, teniendo en cuenta que cada horno es un mundo. Hay que vigilar que no se doren demasiado.


Salen dos bandejas, mientras se hornea la primera podemos seguir cortando el resto de masa. Al hacerlos con forma de rombo nos sobra masa de los extremos, la volvemos a amasar y hacemos la misma operación.


Una vez horneados los ponemos encima de un rejilla hasta que se enfríen para luego guardarlos en una caja de galletas, se conservan bastante bien durante semanas, si no los devoramos antes.


Nota: Ideales para acompañar el té o café de las tardes de invierno.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Bacalao con pasas y piñones

Ingredientes:

  • 500 gr de bacalao.
  • Una cebolla grande.
  • Tres tomates rojos y maduros.
  • 100 ml de vino blanco.
  • 200 ml de agua.
  • 6 almendras.
  • Un trozo de miga de pan de la víspera.
  • Tres cucharadas de pasas sin semillas.
  • Un puñado de piñones.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.


Troceamos el bacalao y lo desalamos sumergiéndolo en agua al menos 24 horas antes. Cambiamos el agua cada ocho horas y siempre manteniéndolo en el frigorífico. 


Ponemos a calentar el aceite en una sartén a fuego suave, una vez caliente echamos las almendras y los piñones que freiremos durante 30 segundos, apartamos y en ese mismo aceite doramos la miga de pan por todos sus lados, una vez dorada la apartamos al mortero junto con las almendras pero sin los piñones, que apartamos y reservamos.


Secamos con un papel absorbente cada trozo de bacalao. Una vez bien secos los enharinamos y en el aceite de haber hecho todo lo anterior los freímos por ambos lados y los apartamos sobre papel absorvente.


Colamos el aceite en otro recipiente y calentamos a fuego suave. Añadimos la cebolla picada en trocitos muy pequeños y la dejamos hacer hasta que quede blanda pero sin quemarse.


Rallamos los tomates y los incorporamos a la sartén, sazonamos y dejamos freír a fuego suave hasta que el tomate gaste todo su agua. A continuación añadimos las pasas y los piñones, removemos e incorporamos seguidamente el vino, dejamos cocer a fuego medio hasta que se evapore el vino.


Majamos lo que teníamos en el mortero (pan y almendras), y lo añadimos a la sartén. Removemos, echamos el agua, rectificamos de sal y colocamos los trozos de bacalo. Cocemos a fuego suave unos cinco minutos o hasta que observemos que la salsa está ligada.


Nota: Es una receta que se puede hacer en la víspera, ya que incluso realza más el sabor.



domingo, 7 de agosto de 2016

Pastel Japonés

Ingredientes:

  • Tres huevos, tamaño L.
  • 120 gr de queso, tipo Filadelfia.
  • 120 gr de chocolate blanco.







Precalentamos el horno a 170 grados, con calor arriba / abajo. Como la cocción la haremos al baño María es el momento de poner una fuente bastante más grande que el molde donde vayamos a cocer el pastel,  con agua dentro del horno.

Separamos las claras de las yemas, reservando las primeras en el frigorífico.

Derretimos el chocolate blanco con el método baño María.


En un recipiente amplio ponemos la crema de queso, incorporamos el chocolate ya derretido, y mezclamos. Incorporamos las yemas de una en una, mezclando muy bien cada vez que incorporamos una de ellas.


Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla anterior, mezclando con movimientos envolventes hasta que estén todos los ingredientes integrados.


Engrasamos con mantequilla un molde, volcamos la mezcla y lo colocamos dentro del que teníamos en el horno con agua. Cocemos durante 15 minutos a 170º, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 160º y horneamos 15 minutos más; por último apagamos el horno y dejamos reposar dentro de éste otros 15 minutos.


Nota: Con estas cantidades sale un bizcocho muy pequeño, podemos doblar las cantidades de los ingredientes y repartir entre dos moldes; o hacerlo en un solo molde más grande pero entonces tendríamos que cambiar los tiempos de horneado.


domingo, 5 de junio de 2016

Pasta con tomates cherry y albahaca

Ingredientes para dos personas

  • 250 gr de pasta fresca.
  • 300 gr de tomates cherry.
  • Albahaca fresca.
  • Una cebolleta grande.
  • Dos dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.
  • Queso para rallar Grana Padano.
  • Una cucharadita rasa de las de café de azúcar.

He elegido tomates cherry de distintos colores y creo que ha sido todo un acierto pero también se puede hacer con cherry de un sólo color. 


Pelamos los dientes de ajo y los partimos en láminas finas.

Cortamos en juliana la cebolleta.

En una sartén calentamos el aceite e incorporamos el ajo y la cebolleta; pochamos a fuego suave hasta que se ablande la cebolleta.


Partimos por la mitad los tomates, salpimentamos y añadimos a la sartén. Espolvoreamos sobre ellos el azúcar y freímos a fuego moderado unos diez minutos.


Picamos unas hojas de albahaca e incorporamos al sofrito; mezclamos y removemos dejando al fuego un minuto más y apartamos.


Cocemos la pasta que hayamos elegido, en mi caso tallarines. Una vez cocida la escurrimos.


Servimos la pasta con la salsa y por encima rallamos el queso.



Nota: Desde aquí le doy las gracias a mi compañera Maribel por la recomendación de esta receta, nos ha encantado. Y también gracias a mi cuñada Nieves por el plato de pizarra tan bonito que nos ha regalado.....